Gobierno del Estado de México

Metepec

"En el cerro de los magueyes"

Desde tiempos inmemoriales el barro es el alma de este Pueblo Mágico, arcilla y agua dos elementos proporcionados por la naturaleza y que el hombre ha sabido aprovechar para elaborar enseres domésticos como jarros, ollas y platos.

Árboles de la vida y esbeltas catrinas son dos de los símbolos de Metepec, piezas que pueden encontrarse al caminar por los pasillos del Mercado Artesanal o por la calle Ignacio Comonfort, donde decenas de locales muestran cazuelas, nacimientos, santos, ángeles o los tradicionales eclipses.

A un par de calles está el Cerro de los Magueyes, hasta lo alto la Iglesia del Calvario, donde la vista se premia con una gran panorámica del Valle de Toluca. Abajo, al cruzar la calle está la Iglesia y Ex Convento de San Juan Bautista que data del siglo XVI y cuya fachada es una verdadera filigrana de motivos florales.

En el centro de Metepec, frente al Palacio Municipal, encontrarás un elegante quiosco y una gran fuente de aguas cristalinas, todo vigilado por la escultura de La Tlanchana, una mítica deidad acuática, hija de la luna, que ha sido representada como una sirena. Cada octubre Metepec se trasmuta y se convierte en todo aquello que la imaginación pueda figurarse.

Literatos, danzantes, actores, músicos, pintores, cineastas y cantantes dan muestra de su genialidad y logran que este Pueblo Mágico se convierta en lugar de utopía con el Festival Quimera. Para este 2018 el festival traerá, una vez más, arte y cultura a los habitantes del valle del Xinantécatl