Mapa de sitio
Mapa de sitio
Mapa de sitio

Amecameca

Consultar asesor
atractivos

Atractivos

El principal atractivo de esta zona es el Parque Nacional Iztaccíhuatl-Popocatépetl; reserva natural de 25,679 hectáreas protegidas en su flora y fauna donde su mayor atractivo son los dos gigantescos volcanes que rebasan los 5,200 metros de altura sobre el nivel del mar. Cuenta con innumerables cañadas, bosques alpinos y senderos por donde los alpinistas gustan de escalar en su ruta hacia las cimas nevadas.

El centro de Amecameca desde la época prehispánica fue un punto de comercio importantísimo en la región hasta la época de la Colonia. Hoy existen muchos comercios, hoteles, posadas y el famoso tianguis de los días domingos. La plaza principal se engalana con la suntuosa Parroquia de la Asunción que sobresale por su decorado en blanco y terracota, así como por el Exconvento construidos en el siglo XVI por frailes franciscanos y dominicos que muestra en su claustro la influencia de las construcciones medievales.

 

Casi en el centro de Amecameca se ubica un cerro llamado Sacromonte, en las inmediaciones de su cima existía en la época prehispánica una cueva donde se rendía culto al dios Tezcatlipoca, por lo que los frailes franciscanos del siglo XVI, encabezados por Fray Martín de Valencia colocaron en ese lugar la escultura de un Cristo negro en forma yacente y empezaron a construir una ermita que actualmente alberga a la escultura del Señor del Sacromonte, el cual, desde ese período hasta el día de hoy ha sido considerado muy milagroso. Durante el Viernes Santo se lleva a cabo por la noche una vistosa procesión en donde todo el pueblo participa portando cirios encendidos y llevando al Cristo por todo el pueblo.

 

Y qué decir de la Feria de la Nuez de Castilla que se celebra entre los meses de julio o agosto con sus muchos puestos coloridos que ofrecen verdaderos manjares culinarios, dulces, repostería y licores de nuez en un agradable ambiente de fiesta provinciana.

Museo Sor Juana Inés de la Cruz

La hacienda de Panoaya, también fue casa de la niña inquieta que más tarde la historia reconocería como Sor Juana Inés de la Cruz, aquí se ubica este museo donde el visitante podrá admirar una interesante colección de pinturas al óleo y de otros personajes de la época, algún mobiliario antiguo, una cocina tradicional de la época colonial, así como otros objetos, sin faltar de mencionar los jardines por donde esta muchachita corría y contemplaba la grandiosidad de los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl.

Parque Nacional Iztaccíhuatl – Popocatépetl
Este parque abarca los Estados de México, Puebla y Morelos y tiene una extensión de 25, 679 hectáreas; vasta reserva natural protegida que guardan dos colosos hechos leyenda. El volcán Iztaccíhuatl que en lengua náhuatl significa “mujer blanca”, pues a la lejanía asemeja una mujer dormida, que parece estar vestida con un lienzo blanco hecho de nieve y el volcán Popocatépetl, que significa “montaña que humea”. Ambos por su altura ocupan el segundo y tercer lugar en el país.

 

El parque tiene hermosos bosques alpinos, caídas de agua, barrancas y desfiladeros de imponente belleza, que al amanecer se encuentran cubiertos por la neblina que poco a poco se va extinguiendo conforme calienta el sol. Hay áreas de estacionamientos, puestos de comida típica como quesadillas, tlacoyos y gorditas.

Monasterio Dominico del Siglo XVI

Los frailes dominicos que llegaron a la Nueva España en el siglo XVI tuvieron como misión evangelizar a la población indígena, por lo que empezaron a construir de 1547 a 1562 la Iglesia y exconvento dedicado a la Asunción. El templo es de una sola nave, en un principio tenía techo de madera o alfarje mudéjar que desapareció en 1714 por la remodelación. Actualmente tiene bóveda de cañón corrida y en su interior cuenta con unos retablos barrocos del siglo XVIII. El claustro de dos pisos presenta una fisonomía en su construcción de tipo medieval con cuatro arcos rebajados por lado que descansan en columnas octagonales, los capiteles cuadrados están labrados con flores de lis, que le dan una belleza arquitectónica que nos transporta a épocas pasadas.

Santuario Sacromonte.

Este santuario se encuentra a escasos 500 metros de la plaza principal de Amecameca y es uno de los templos más importantes de la región. En el interior tiene una magnífica imagen de un Cristo negro hecho en pasta de caña de maíz, mismo que fue elaborado en el año de 1527 y colocado en la cueva natural donde se adoraba al Tezcatlipoca negro, siglos antes de que llegaran los misioneros a evangelizar la región. Vale la pena asistir a las festividades del viernes Santo cuando los fieles sacan la imagen del Cristo para realizar un recorrido durante la noche en una solemne procesión portando cirios encendidos.

Hacienda de Panoaya
En los suburbios de Amecameca se encuentra la Hacienda de Panoaya, monumento histórico porque en ella llegó a vivir a la edad de tres años la niña Juana Ramírez de Asbaje, posteriormente conocida como Sor Juana Inés de la Cruz, con su abuelo materno Pedro Ramírez de Santillana. Actualmente esta hacienda ha sido remodelada y en su interior conserva un museo dedicado a esta insigne mujer, gloria de la literatura universal del siglo XVII. En este lugar también existe el Museo Internacional de los Volcanes que muestra la grandeza y fuerza de la reacción de la naturaleza. Los campos de la hacienda cuentan con un pequeño lago para remar, juegos infantiles, tirolesa, restaurante y un área de venados acariciables, entre otros atractivos.

 

ATRACTIVOS CERCANOS

Templo de San Esteban Mártir, Municipio de Tepetlixpa

En el centro de la cabecera municipal de Tepetlixpa se encuentra una ermita construida en un principio, por la orden de los frailes dominicos y posteriormente por los franciscanos en el siglo XVI, conserva hasta nuestros días sus rasgos característicos pese a que ha sido remodelada y ampliada en el siglo XVII. En el templo se venera a San Esteban Mártir, el interior conserva un bello retablo barroco y un lienzo de algodón que es una bella carta geográfica pintada con las técnicas prehispánicas.

Iglesia del Dulce Nombre de Jesús, Municipio de Tepetlixpa

Este templo se ubica en el centro de la cabecera municipal de Tepetlixpa, data de fines del siglo XIX, es una obra de gran belleza arquitectónica moderna en estilo neoclásico, sus principales atractivos son: la escultura de Cristo que llegó al pueblo de una manera inesperada y al que consideran muy milagroso y las pinturas con diferentes pasajes bíblicos que se pueden apreciar en sus muros y en la bóveda, las cuales le dan un toque especial a este lugar.

Centro Cultural Sor Juana Inés de la Cruz, Nepantla, Municipio de Tepetlixpa

La Hacienda de Nepantla era rentada por los monjes dominicos y uno de los arrendatarios fue el abuelo de la ilustre escritora, que hoy alberga el Centro Cultural y el museo que muestra la obra de este genio de las letras universales. Ahí se encuentran varios monumentos a su memoria, incluyendo algunos que representan cómo era en su infancia. El centro cultural cuenta con áreas verdes, una biblioteca y un excelente teatro al aire libre. El museo muestra pinturas que la representan en diversas facetas y cada 12 de noviembre se celebra el natalicio de Sor Juana, llamada también la “Décima Musa”.



Hacienda de San Andrés Teticpan, Municipio de Ayapango

Esta encantadora hacienda fue construida desde el siglo XVI, la cual se ha conservado a través de generaciones hasta nuestros días. Se ubica en un sitio donde se respira la paz y tranquilidad del campo que le rodea, en un valle dedicado a la agricultura y desde donde se admiran los bellos paisajes señoreados por los volcanes Popocatépettl e Iztaccíhuatl. Actualmente, esta hacienda ha sido remodelada para brindar servicios relacionados a la salud y al descanso en un remanso de paz, combinando lo antiguo de la arquitectura virreinal, con lo más sofisticado y moderno en su SPA, a fin de que el visitante disfrute del confort de sus instalaciones: suites, restaurante, bar, golf, salones y capilla para eventos sociales y religiosos, jardines, huertos y hortalizas. Esta hacienda Spa, además ofrece a sus huéspedes visitas guiadas al Parque Nacional Izta-Popo y lugares de interés turístico cercanos.

Población Típica de Ayapango
Ayapango, "Pueblo con Encanto" cuyo nombre significa según su jeroglífico nahuatl "en los tres caños o acequias". Se ubica a 3 km. al occidente de Amecameca y su territorio está geológicamente dentro del eje neo volcánico. Al recorrer las calles de esta cabecera municipal el visitante podrá observar la interesante arquitectura civil que muestra una mezcla de lo antiguo de la Colonia con el estilo afrancesado y moderno, que nos conducen a la plaza principal y admirar la Iglesia de Santiago Apóstol. El paisaje señoreado por los majestuosos titanes, Popocatépetl e Iztaccíhuatl que se aprecian en el horizonte le dan un toque singular al poblado. Unas casas en particular que valen la pena mencionar por su tipo de construcción de adobe, herrería, madera y teja plana, es la que habitó el famoso acuarelista Edgardo Coglhan, cuyos paisajes y rincones de Ayapango inspiraran al pintor para realizar parte de su obra; otras interesantes construcciones son: las casas de los Reyes, la Tienda, la Casa Grande y la Estación del Ferrocarril, por mencionar algunas. Para disfrutar de la naturaleza Ayapango tiene cerros y colinas poco abruptas, desde donde se contemplan hermosos amaneceres y atardeceres de la campiña, contemplando los paisajes además de realizar otras actividades de aventura, caminatas, ciclismo de montaña, etc. Los escenarios pueden ser: los montes de Coxtocán, Retana, Tepenacasco, Xoyocán y el de la Coronilla. De las artesanías de Ayapango sobresalen los cuadros elaborados con granos de semillas, figurillas con cáscara de nuez y de hoja de maíz, adornos florales, pinturas al óleo, así como, madera tallada.


Iglesia de San Santiago Apostol, Municipio de Ayapango

La Iglesia consagrada a Santiago Apóstol data del siglo XVII, tiene planta de cruz latina, conserva construcciones de lo que pudo haber sido una casa de visita de religiosos o un convento, como lo muestra su portería que da acceso a la casa cural. La fachada y la torre presentan elementos barrocos, probablemente de transición entre lo sobrio y salomónico. El interior, específicamente en el presbiterio tiene un retablo barroco, además de otros laterales; de sus pinturas al óleo, destaca el de la Redención, obra del siglo XVIII. En el bautisterio se aprecia una pila bautismal hecha de piedra.

Fábrica de Quesos, Municipio de Ayapango
De la gastronomía de Ayapango, destacan los productos lácteos: quesos, mantequilla, crema y requesón que pueden adquirir en el rancho El Lucero donde se elaboran, así como unos deliciosos postres como las fresas con crema, flanes, yogurt, etc. Aquí también puede llevarse un souvenir alusivo al lugar con diversas figuras de las vacas lecheras del rancho.


Iglesia de San Miguel Arcángel, Municipio de Atlautla

Al llegar los españoles por estos contornos con propósitos de conquistar y evangelizar a la población la denominaron San Miguel Atlautla, colocando al arcángel San Miguel como patrón del pueblo, donde según la tradición, éste se apareció en 1521. La construcción del templo data de mediados del siglo XVII, fue hecha de piedra volcánica traída de un lugar llamado Tenzozolco; el altar mayor cuenta con un magnífico retablo barroco estofado de oro, colocado en 1711, en él se observan 14 cuadros con pinturas al óleo que muestran pasajes bíblicos y de santos. La portada del atrio es de triple arcada.


Popo Park, Municipio de Atlautla
A escasos tres km. al sur de la cabecera municipal de Amecameca, sobre la carretera Federal núm. 115 a Cuautla, Mor., se localiza este parador turístico recreacional de fin de semana, cuenta con hoteles para disfrutar una agradable estancia y restaurantes que ofrecen comida internacional y nacional para deleite de los visitantes, recorrer los parajes arbolados permiten caminar o rentar un caballo para cabalgar por bellos rincones naturales, admirando fincas y residencias construidas exprofeso para el descanso.


Pinturas Rupestres, Municipio de Atlautla

En las barrancas de Patlahuaya y Huahutle, municipio de Atlautla, por los bosques y cañadas de los majestuosos volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl, en el paraje conocido como Tecamacapa, entre algunas paredes rocosas existen pinturas rupestres con figuras de animales, soles y otros símbolos raros y misteriosos, reservados solamente para los que gustan de caminar por sendas y paisajes desconocidos. En las cercanías de la población de San Juan Tepecoculco, también se han encontrado otras pinturas sobre una barranca con figuras similares a las anteriores de símbolos extraños. Para visitar estos lugares, es necesario contratar a un guía de la región que conozca bien estos sitios para no perderse en la inmensidad de bosques y cañadas.


Gastronomía, Municipio de Atlautla

El arte culinario de Atlautla se especializa en una gran variedad de antojitos típicos mexicanos que los visitantes pueden paladear, entre los que destacan: tlacoyos, quesadillas tamales de elote, esquites, atole de maíz tierno con chile verde y epazote (chileatole), pinole de maíz negro, sin olvidar paladear el sabroso pan de cocol de San Juan Tehuixtitlán, que le ha dado fama al lugar.

¿Necesitas orientación personalizada?

Contamos con un asesor automatizado para planear tu viaje, consúltalo en línea.

O si lo prefieres, llámanos al 01 800 696 96 96, con gusto te atenderemos.

ir arriba Ir arriba


SECRETARÍA DE TURISMO DEL ESTADO DE MÉXICO

Robert Bosch esq. 1° de Mayo Segundo Piso, Colonia Zona Industrial

Tel. (01 722) 275 6880 y 01 800 696 96 96